Blogia
literaria veleidad

¿Rectificar es de sabios?

amanecer.jpgCuantas veces habremos oído esta expresión! ¡!“rectificar es de sabios”! Desde nuestra más tierna infancia nos lo repiten padres, profesores, amigos pedantes, mensajes televisivos, etc.. Sin embargo, esta aparentemente, inocente expresión es un claro ejemplo de una máxima, no por mucho repetir algo falso se convierte en verdadero.

¿Por qué es de sabios rectificar?, ¿qué sabiduría demuestra alguien rectificando?. Ninguna!! Cuando alguien rectifica es porque ha descubierto que algo que creía cierto no lo es. Por lo tanto, reconocer un error ante la evidencia interna del mismo es tan sólo un acto de honestidad, honradez y, por supuesto, justicia moral. Pero en ningún caso es síntoma de sabiduría.

La sabiduría estará relacionada, en todo caso, con el proceso por el cual se descubre que hay un error en el pensamiento, con la investigación que nos lleva a descubrir la verdad pero NUNCA en el hecho de rectificar cuando ésta es descubierta. En la mayoría de casos, somos tan prepotentes que son los demás quienes nos hacen darnos cuenta de nuestros errores, quienes nos arrojan “la luz” de la sabiduría a hostias porque nuestra VANIDAD nos acomoda. Nos tumba en el cómodo sillón de la autocomplacencia y la jactancia. Pocas veces, nos cuestionamos lo que creemos como cierto y seguimos investigando más allá. La vanidad es el mayor cáncer del intelecto y suerte tenemos algunos de estar rodeados de gente mucho más sabia que nosotros. Genios altruistas que nos acercan al conocimiento cuando nuestro EGO nos permite bajar del pedestal. Gracias a ellos, en alguna ocasión, alcanzamos a saborear un pedacito de la auténtica sabiduría.

La afirmación que da origen a estas líneas no es más que el intento por revestir de cierta dignidad un acto (el de rectificar) que, en la mayoría de ocasiones, debemos agradecer a otros, sabios estos de verdad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres